Salud

Coronavirus: una mutación podría ser su propia condena

Una mutación, una esperanza. 

 

El virus de Sars cov 2 al ser un virus ARN la información genética está guardada en una cadena de 4 nucleótidos (A, U, C, G). Su único objetivo en su vida, en caso de tenerla, es duplicarse una y otra vez, contagiando así a millones de personas. Y para eso, sí o sí, nos necesita.

 

En estos meses que llevamos juntos sobre el planeta tierra, aprendimos que el SARS-CoV-2, en comparación con el VIH, cambia mucho más lentamente a medida que se propaga. 

 

Pero una mutación en el gen que codifica la proteína de espiga, esa llave que le permite ingresar a nuestras células, podría cambiar todo; ya que le podría ayudar a las partículas del virus a penetrar en las células con mayor facilidad.

 

Los científicos han demostrado que el virus que causa el Covid-19, ha mutado en la posición de aminoácido 614 de la proteína de espiga, la llave cambió y ahora le es mucho más fácil ingresar y  propagarse rápidamente por todo el mundo.

 

Ahora que estamos un poco más tranquilos, la pregunta siguiente es, ¿Las vacunas que están en fase de prueba todavía sirven? Como la mutación se produjo sobre la proteína que utiliza para unirse e invadir las células, el cambio podría ser su ruina. 

 

Dado que los investigadores argumentan que esta modificación expone más al virus lo cual podría significar que es más fácil de reconocer por los anticuerpos generados por las vacunas, aumentando la efectividad de las mismas.



Mundo | Salud
13/01/2021

Las vacunas usadas contra el Covid podrían abrir la puerta para derrotar el cáncer

Las armas más prometedoras contra el COVID utilizan ácidos ribonucleicos llamados ARN mensajero o ARNm. 

Mundo | Salud
28/12/2020

Enfermarse o vacunarse: ¿en qué caso se genera una mayor inmunidad?

El virólogo Alexandr Butenko explicó cuál de los dos casos genera una mayor inmunidad al COVID-19.

Mundo | Salud
25/12/2020

Expertos de la neurociencia explican por qué es necesario tomarse vacaciones

Adultos, jóvenes y niños coinciden en que este año ha sido mentalmente agotador.