Ciencia/Tecnología

La Argentina lidera el mercado de inteligencia artificial en América latina

Para Sebastián Stranieri, de VU, lo fundamental para cualquier compañía firma que quiera ser experta digital es combinar distintas tecnologías.

 

 

 

 

 

Sólo el 61% de las compañías regionales adoptaron la inteligencia artificial (IA). Se trata de un número menor al promedio mundial, que llega al 73%. Así lo revela la última versión del estudio TechVision de Accenture, para el cual se entrevistó a más de 6 mil ejecutivos de diferentes industrias, entre ellos 638 latinoamericanos,

 

Entre los países del continente, Perú es el que más se destaca, ya que el 77% de sus ejecutivos respondieron que realizaron un piloto o adoptando IA en una o más unidades de negocios. Mientras que en la Argentina, Chile y Colombia el nivel de adopción es 58%, 57% y 58%, respectivamente.

 

Además, no sólo en la región, sino que también en el mundo, las empresas están muy atrasadas en la preparación de la fuerza laboral para trabajar con las nuevas tecnologías.

 

¿Están las empresas argentinas preparadas para la inteligencia artificial? ¿Cómo es su nivel de adopción en las compañías locales en comparación con otros países de América latina y el resto del mundo? Estas y otras preguntas fueron respondidas por Sebastián Stranieri, director general ejecutivo de la empresa tecnológica argentina VU.

 

-¿Están las empresas argentinas preparadas para la inteligencia artificial?

-Sí, sin dudas. En la Argentina se incorpora tecnología basada en inteligencia artificial desde hace ya varios años, y me atrevo a decir que incluso llevamos la delantera en muchos aspectos.

 

-¿Cómo evalúa el nivel de adopción de la inteligencia artificial en las empresas argentinas en comparación con otros países de América latina y el resto del mundo?

-La Argentina lidera el mercado en la región y compite directamente con las grandes firmas internacionales. Hace ya dos años un estudio revelaba que tanto el número de empleados como la facturación promedio de las empresas argentinas especializadas en IA era mayor a las de Perú, Brasil, Colombia y México, en ese orden. Hoy la implementación de este tipo de tecnologías se aceleró por necesidad, lo cual representa una excelente oportunidad para la Argentina.

 

-¿Cómo se encuentran las empresas argentinas en la preparación de la fuerza laboral para trabajar con tecnologías como la inteligencia artificial?

-Uno de los mitos es que la inteligencia artificial viene a destruir trabajos, pero no es así. La IA crea puestos de trabajo. Según Gartner, solo durante 2020 se crearon 2,3 millones de puestos de trabajo relacionadas con inteligencia artificial en todo el mundo, y estoy convencido de que terminarán siendo más debido a la situación global actual.

 

-¿Cómo la inteligencia artificial puede robustecer la competitividad de las empresas argentinas ante sus pares del resto del mundo?

-La IA, por sí misma, no logrará atributos de competitividad. Lo fundamental para cualquier compañía que se quiera convertir en experta digital es combinar las distintas tecnologías disponibles.

Es decir, un chatbot con inteligencia artificial para procesar lenguaje neurolingüístico, o bien, lo que pasa en términos de ciberseguridad, que permite la utilización de IA y modelos de machine learning para la identificación de documentos de identidad: no sirve de nada si no se desarrolla, al mismo tiempo y de manera complementaria, una aplicación de celular en la que se pueda explotar esa tecnología, que colabore con el onboarding de los clientes, y que permita realizar eso en múltiples canales.

 

-¿Cómo la inteligencia artificial permite construir la capacidad de las empresas para responder a la demanda de productividad que se enfrenta por causa de la pandemia del coronavirus?

-De nuevo, la IA es un componente clave en medio de la pandemia, y creo que se pueden ver múltiples ejemplos a través de diferentes industrias. Por ejemplo, en medicina, para el chequeo del triage de pacientes con la Covid-19.

Sin embargo, la IA se puede utilizar para identificar la respuesta de la persona, lo cual debe ser implementado a través de un canal digital y mediante otro tipo de tecnologías, no solo IA.

Otro ejemplo es la identificación de las necesidades de las personas: la capacidad de predicción de comportamiento. Algunas herramientas de seguimiento de la Covid-19 a nivel global, por ejemplo, se basan en modelos predictivos para entender e identificar quién está contagiado y quién no.

 

-En pocos años, la fuerza laboral estará compuesta por máquinas y personas, y éstas últimas deberán contar con nuevas habilidades, de carácter puramente humano. ¿Las empresas argentinas son conscientes de esto?

-Soy un fiel creyente de que los equipos con IA nunca van a desarrollar empatía. Nunca desarrollarán la capacidad de comprender los sentimientos de un ser humano. Por lo tanto, la IA tendrá un papel colaborativo a la hora de desarrollar procesos dinámicos que puedan usar las predilecciones de cada individuo como referencia, pero sin reemplazar a las personas.



País | Ciencia/Tecnología
20/11/2020

Lo que hay detrás del famoso comando Ctrl+Alt+Del

La historia de este atajo creado por Davi Bradley está llena de contrariedades.

País | Ciencia/Tecnología
15/11/2020

Hackearon Cencosud y piden millones para no publicar información privada

Hay mucho temor, ya que podría filtrar datos de compras, nombres, dirección y teléfono de los clientes.

País | Ciencia/Tecnología
12/11/2020

Lo confirmó la ciencia: tomar mate nos hace más felices

De acuerdo con un estudio científico, tomar mate aumenta la liberación de un neurotransmisor, la dopamina, que estimula los centros de recompensa cerebrales.