Salud

El corazón no se puede poner en cuarentena

El infarto de miocardio, también llamado ataque cardíaco, es una afección que produce lesión en el corazón y desencadena la muerte irreversible de la célula cardíaca.

Por Dra. Florencia Baglioni



El corazón es un órgano formado principalmente por células musculares cuya función es bombear y distribuir la sangre a los distintos tejidos. En la sangre está el oxígeno y nutrientes esenciales. Todos los tejidos reciben ese caudal vital y el corazón no es la excepción.


La mayoría de los infartos cardíacos se produce por obstrucción de las arterias que lo irrigan o “riegan”, que se llaman coronarias. Al no recibir oxígeno y nutrición, comienzan a dañarse.

El corazón es un órgano formado principalmente por células musculares cuya función es bombear y distribuir la sangre a los distintos tejidos. En la sangre está el oxígeno y nutrientes esenciales. Todos los tejidos reciben ese caudal vital y el corazón no es la excepción.

La mayoría de los infartos cardíacos se produce por obstrucción de las arterias que lo irrigan o “riegan”, que se llaman coronarias. Al no recibir oxígeno y nutrición, comienzan a dañarse.

¿Qué puede producir esa obstrucción?

Factores de riesgo son: hipertensión arterial, colesterol alto, sedentarismo o poca actividad física (sobre todo la aeróbica: correr, nadar, andar en bicicleta, bailar), tabaquismo, obesidad, diabetes y estrés. Cabe destacar que todos ellos son factores prevenibles y modificables.

Los síntomas como dolor de pecho, falta de aire o dificultad para respirar, náuseas, vómitos, mareos o desmayos son los más importantes pero también hay infartos sin síntomas o silentes.

El dolor de pecho típico es un dolor localizado a nivel del pecho. Es un dolor profundo descripto como una “patada de elefante” que irradia al brazo (principalmente izquierdo) y la mandíbula. 

Frente a estos síntomas hay acudir a un hospital, clínica o sanatorio urgentemente

Si ha padecido un infarto o tiene factores de riesgo claros debe acudir a los controles pertinentes. Es tan importante y pone en riesgo de vida como la misma enfermedad por COVID-19. Si hay tiempo de salvar a esa célula cardíaca que está muriendo, se debe actuar rápido: de lo contrario, el intento de tratamiento puede fracasar.

En el 2013 en la Argentina según el Ministerio de Salud de la Nación, el porcentaje de muertes totales por enfermedad cardiovascular fue de 40.2%. No hay datos más recientes por la misma entidad.

En el mundo, la enfermedad cardiovascular tiene más de 17 millones de muertes por año.

En la Argentina y en el mundo es la primera causa de muerte.

Algunos datos de sociedades científicas del país estiman que las muertes anuales por infartos de miocardio son más de 50.000.

En el 2011 el porcentaje de muertes por enfermedad cardiovascular fue de 33%. 236  cada 100.000 hab. 96.052 muertes totales. Se predice que este número aumenta año a año.

Países con mayor desigualdad e ingresos bajos o medios son los más afectados en términos de acceso a tratamiento de reperfusión (cateterismo). Esto es por inequidad de un sistema de salud de calidad y disponibilidad de recursos, tanto humanos (especialistas médicos y no médicos en cardiología, cadiointervencionismo y hemodinamia disponibles) como no humanos (por ej., acceso a dispositivos como el stent) que son de considerable costo.

Como sociedad debemos exigir acciones de salud pública con datos y conocimientos actualizados, completos y reales. Verdaderas políticas sanitarias para la prevención y acceso a tratamientos. 

 

Dra. Florencia Baglioni

Medica Hematóloga MN 127347 MP 230580.

(Declaro conflicto de interés: Novartis)

 

País | Salud
26/04/2021

Otras 170 personas murieron y 15.012 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas

Otras 170 personas murieron y 15.012 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas

País | Salud
27/02/2021

Por qué los odontólogos se están yendo de las cartillas

Dicen que lo que les pagan las obras sociales y prepagas no cubre los gastos.

País | Salud
08/02/2021

Pirosis: ¡A cuidar la panza y estar atentos!

La acidez estomacal, si no es tratada a tiempo, puede volverse permanente y, en ciertas ocasiones, provocar graves trastornos en el organismo.